“El Caribe, paraíso azul”

Las islas del Caribe son un paraíso tropical que se distingue por su suave arena, su exuberante follaje, sus aguas cálidas y transparentes en una paleta de tonalidades que va del turquesa, hasta un azul que se confunde con el cielo. Estos lugares encantadores invitan a disfrutar con todos los sentidos cada población que visitas. Algunos de esos sitios fueron en algún tiempo refugio de piratas.

A continuación Nueva Novia te hace ofrece un Top-ten de algunas de las islas que deben tomar en cuenta para su viaje de bodas.

Antigua
Conocida como “La Isla más romántica del Caribe”, tiene 365 playas de arena blanca y rosada en las que se pueden realizar actividades de surfing y buceo, cuenta con todas las comodidades en su diversidad de resorts, además de los casinos que son un gran atractivo para los turistas. También pueden internarse en la selva tropical y conocer su santuario de aves exóticas.

Aruba
Un destino holandés con el toque caribeño que es uno de los destinos más populares de Luna de Miel. Es una de las pocas islas que cuentan con menos riesgo de sufrir un huracán, lo que la convierte en un destino ideal para visitar. A diferencia de otras islas este paraíso tiene más terrenos áridos y desérticos, pero en sus hoteles se cuenta con una gran cantidad de atractivos en donde no pueden faltar los centros comerciales que se suman a otras atracciones naturales, como las minas de oro abandonadas del parque nacional Arikok.

Bahamas
Un archipiélago de islas que posee una amplia diversidad que ofrece a la pareja ya sea la aventura o el aislamiento en un marco exótico, y que no por eso, deja a un lado la infraestructura caribeña con las comodidades de sus hoteles y tiendas. No puede faltar un paseo en kayac (canoa) así como practicar golf en sus campos profesionales y también explorar su exuberante flora y fauna además de sus románticas playas.

Barbados
En poco tiempo esta isla se ha convertido en uno de los destinos preferidos de los lunamieleros por sus opciones entre las que destacan sus magníficas montañas, una admirable fauna marina y sus arrecifes de coral. Además en su capital Bridgetown se pueden disfrutar de las ferias artesanales, así como un sinfín de tiendas para ir de compras y lugares para disfrutar de la vida nocturna después de haber disfrutado de sus cristalinas playas entre las que se encuentran Batts Rock, Flokestone Park, Worthing Beach y Gibbs.

Bermudas
Es una agrupación de más de cien islas, aunque sólo una docena están habitadas y las más grandes están conectadas a través de puentes. Su característica es la arena rosada única de esta isla gracias al coral, así como sus aguas azules. Cabe señalar que en Saint Georges se encuentra la ciudad antigua y las fortificaciones, que son Patrimonio Universal de la Unesco. No dejen de hacer un recorrido submarino por algunos de los barcos hundidos alrededor de las islas.

Granada
Entre las atracciones principales de este lugar también llamada “La isla de las especias”, se encuentran las excursiones a las destilerías de ron para mostrar a sus visitantes la fabricación de esta bebida nacional. Cuenta además con dos antiguas fortalezas en Saint George. Para quien desee disfrutar más de la naturaleza hay montañas con impresionantes cascadas de gran altura y profundos valles, además de exuberantes bosques tropicales y paisajes ideales para disfrutar de su romance. También se pueden conocer otras atracciones como el Parque Nacional Gran Etang.

Jamaica
Además de todos los atractivos naturales en Jamaica, cuna del ‘reggae’, se puede disfrutar de la casa-museo de Bob Marley, un ícono de la música jamaiquina. No pueden dejar de conocer sus arrecifes de coral, sus cafetales y por supuesto playas famosas como Seven Miles. En Montego Bay se puede pasear en balsa en el río Martha Brae y disfrutar de las cabañas con que cuentan sus múltiples resorts. No hay que olvidar visitar los acantilados de Negril, donde no pocos se atreven a hacer un salto al vacío.

Martinica
Además de todos los atractivos naturales en Jamaica, cuna del ‘reggae’, se puede disfrutar de la casa-museo de Bob Marley, un ícono de la música jamaiquina. No pueden dejar de conocer sus arrecifes de coral, sus cafetales y por supuesto playas famosas como Seven Miles. En Montego Bay se puede pasear en balsa en el río Martha Brae y disfrutar de las cabañas con que cuentan sus múltiples resorts. No hay que olvidar visitar los acantilados de Negril, donde no pocos se atreven a hacer un salto al vacío.

Santa Lucía
¡Qué decir de esta pintoresca isla a la que enmarcan los montes Pitón! Son dos montañas puntiagudas representativas de este lugar de ensueño, los cuales sólo los más aventurados pueden conocer, así como sus misteriosas cuevas y no olvidar a Vigie Cove en donde hay inclusive la oportunidad de ver ballenas. Aunque no es igual de desarrollada que otras islas, bulle de actividad en sus pintorescas calles que ofrecen también muchas opciones de compras.

San Kitts y San Nevis
Son dos islas unidas, separadas por el estrecho de Narrows que forman el país más pequeño del continente americano. Nevis, la más pequeña de las dos, cuenta con sitios históricos importantes, además de un jardín botánico local que contiene una de las colecciones más grandes de palmeras de la región. En San Kitts (abreviatura de San Cristóbal en español, que debe su nombre al santo patrón de los viajeros) los visitantes pueden también visitar la fortaleza de Brimstone Hill, Patrimonio Mundial de la UNESCO, además de sus exóticas playas e idílicos paisajes.

Tips
* Al programar su Luna de miel verifiquen que no se encuentre dentro de la temporada de lluvia y huracanes la cual es aproximadamente de junio a noviembre. Agosto puede ser el peor mes de vacaciones para ir al Caribe.

Viajar en un crucero les permitirá conocer varias de estas islas en el menor tiempo posible y cuentan con mayor seguridad ya que pueden cambiar su ruta por algún cambio climático.

Dependiendo del tipo de paquete que tengan, alquilar un coche es una buena opción para conocer sus rincones, muchas de estas islas disponen de una red de carreteras que conectan a los puntos más importantes de las islas.

No hay que olvidar el pasado colonial de estos paraísos tropicales de países como Gran Bretaña, Holanda y Francia, aunque algunas ya son independientes o tienen cierta autonomía conservan el idioma y la arquitectura de su metrópoli, por lo que se sentirán que se encuentran en una ciudad europea. En su visita disfruten de las casas coloniales típicas de las islas, muchas de las cuales se destacan por sus colores pastel u otras de un blanco inmaculado que remiten a otros siglos.

Visitar una isla del Caribe es una oportunidad increíble de conocer a una población mayoritariamente de origen africano, descendientes de aquellos pobladores que fueron llevados como esclavos, así como a los habitantes de origen europeo lo que da una fusión muy interesante de culturas que no podrás encontrar en otro lugar.

Las islas del Caribe son uno de los puntos preferidos de muchos famosos que las visitan, así que presten mucha atención y quizás tengan la oportunidad de conocer alguna estrella de cine o a alguien de la realeza que disfruta de un paseo en algunas de sus calles o en un lujoso yate.