“El vino hace al banquete”

El gran sabor de un buen vino no puede faltar en una celebración y para cada momento hay uno ideal.

Comienzan los buenos momentos
La recepción de los invitados debe ser cálida en ambiente y fresca en sabor, una forma de hacerlos olvidar del tráfico, el calor de la calle y adentrarlos en una atmósfera de celebración, para lo cual la champagne es ideal. Deliciosos cocteles de jarabe casis con champagne, llamado Kir royal, al estilo francés y muy elegante, ideal para comenzar la noche. La versión de día podría ser una Mimosa, la efervescencia de la champagne con jugo de naranja o el sofisticado Bellini con jugo de durazno y Prosecco. Si se prefiere algo más casual pero muy agradable como un Clericot con fruta picada o la tradicional Sangría.

A disfrutar del banquete
Para acompañar la comida o cena, nada mejor que preguntar a los expertos como el chef, que sabrá con que vino es mejor acompañar el menú, no hay que preocuparse que siempre habrá una buena variedad que se ajuste al presupuesto, el no pensar en un buen vino para acompañar sería impensable, siempre se puede encontrar el maridaje perfecto desde comida mexicana hasta la asiática.

Cierre espectacular
Para finalizar el festival de sabores del banquete, nada mejor que un vino fresco y agradable al paladar. Los expertos en el tema consideran que puede ser desde la clásica champagne hasta dulces vinos rosados, para acompañar ricas tartas de frutas, un buen oporto, para delicias en chocolate, así como el sabor italiano de Marsala (vino de licor que al final de su fermentación se le agrega brandy) para biscochos y dulces. Así como el clásico Moscatel sería ideal para una cremosa tarta con chocolate blanco, o una fresca ensalada de frutas.

El sabor de la Champagne Taittinger
Burbujas en rosa

Selecta mezcla de un 30% de Chardonnay, 15% de tinto suave de Pinot Noir de la Montagne de Reims. Con un fresco aroma de frutas rojas, delicioso disfrutarlo a la hora del postre, pero también es ideal para abrir el apetito como con ensaladas.

Nocturne
Su estilo seco, compuesto de un 40% de Chardonnay y un 60% de Pinot Noir y Pinot Meunire, procedentes de varias vendimias, un vino que permanece al menos cuatro años en las cavas antes de su degüelle. Esta elegante Champagne devela delicados aromas de flores blancas y frutas maduras como melocotón y albaricoque. Un vino ideal para terminar la velada, con un foie gras con pan de miel.

Brut de cosecha
Una mezcla a partes iguales de Chardonnay y Pinot Noir de los primeros prensados, con finos aromas afrutados, sabor intenso con acentos de ciruela, sin duda el sabor que los conocedores buscan.

Prélude
Una mezcla de 50% Chardonnay y 50% de Pinot Noir, una selección de los viñedos “Grands Crus”, madurado en cava por más de cinco años, ofrece un sabor intenso dominado por los cítricos frescos, con un aroma a minerales que se convierten en vegetales y luego florales de saúco mezclados con toques de canela.
Ideal para disfrutar como aperitivo con mariscos.