“Celebración al aire libre”

Ya sea en terraza o jardín, el estilo para asistir a una boda de verano, depende sin duda del clima, pero la etiqueta persiste a pesar de los inconvenientes de la lluvia, aire o calor.

Ambiente relajado
Sin duda el código de etiqueta para estas celebraciones suele ser más relajado y jovial, para disfrutar la luz, frescor y color de un jardín o escenario natural, aquí no queremos decir que la elegancia se olvida, nada por el estilo, todo se puede adecuar al lugar sin perder una gota de glamour. La atmósfera de un jardín también permite la solemnidad que se merece una boda, aunque podemos permitirnos algunos detalles relajados, tanto como lo quieran los novios.

Dress code para los novios
Los vestidos de novia, sobre todo hoy en día ofrecen gran variedad de estilos, pero ideal para este look son los encajes, telas vaporosas, capas de tela como olanes, escotes relajados, transparencias del tul, hasta un poco de cuentas de cristal, que depende que tan elegante es el lugar y el estilo escogido por la novia. Incluso tocados florales y hasta pamelas son un acierto para esta ocasión.

El novio podrá elegir desde un elegante jaquet, favorito y elegante para las celebraciones de día; pero si la boda no es tan elegante, pueden ser telas frescas y colores suaves y claros. Un fino traje de lino puede ser opción; pero el novio no debe olvidar mantener el saco en todo momento, a menos que específicamente el estilo haya solicitado el uso de guayabera y la celebración sea sin duda, muy relajada.

Dress code para los invitados
Los eventos al aire libre, dan muchas opciones a los invitados, sin duda lo ideal son los vestidos de colores alegres de temporada, telas vaporosas y frescas, sin llegar al estilo playero, porque las locaciones tienden a ser más frescas, sobre todo por la tarde. Vestidos con escote, cortes o largos, son opción, claro que mientras favorezca y no provoque miradas de infarto.

Un dato importante, evitar a toda costa el blanco, sí, hoy es válido vestirse muy al gusto de cada invitado, pero sigue siendo chocante para la gran mayoría ver que alguna invitada se apropia de este color. Hay que evitar ser el blanco de las miradas inquisitorias y burlonas de muchos, porque hasta los que evitan el manual de Carreño lo notan.

Los accesorios juegan un papel interesante, como sombreros o pamelas son bienvenidos, son una oportunidad de lucir original pero con buen gusto, además de huir un poco del calor y el solazo que se vive en las primeras horas del convivio.