“Côte D´Azur”

En esta edición dedicada al glamour y el encanto de la elegancia pura y simple, pensé en invitarlos a hacer una Luna de Miel en una región de Europa donde estas características se viven en el día a día, pues desde el siglo XIX ha sido el destino favorito de la más rancia aristocracia y famosos de todas partes del mundo y grandes artistas como Van Gogh, Monet, Renoir, entre otros, que se sintieron inspirados al recorrer sus rincones y dejarse atrapar por su belleza, dejándola plasmada para siempre en sus obras.¿Les gustaría sentirse parte de una experiencia así? Pues les he preparado una guía que espero les sea de mucha ayuda si eligen este rincón del mundo para vivir ese viaje tan soñado… ¡Bienvenidos a la Côte d´Azur!

También conocida como la Riviera Francesa, es el nombre que se le da al litoral en el sureste francés, sobre el Mar Mediterráneo y que alberga localidades como Montecarlo, Niza, Saint Tropez y Cannes. Côte d´Azur, debe su nombre al escritor Stephen Liegard, quien lo utilizó en 1887 para el título de su obra para darle un nombre poético a la costa que se extendía desde Marsella en Francia, hasta Génova en Italia. En el siglo XX, la aristocracia y burguesía del norte de Europa convirtieron este destino en su preferido por la belleza de su mar, donde se destacan diversas tonalidades, desde un azul profundo hasta un color caribeño y también por las bondades de su clima, que es maravilloso, sobre todo en invierno.

Cannes y Niza son de los predilectos de la aristocracia internacional para pasar sus vacaciones, pues desde el Paseo de los ingleses en Niza a La Croisette en Cannes, entre palacios y yates, abundan las muestras de elegancia y lujo extremo.

¿Por qué conocer la Costa Azul?
Porque podrán conocer pueblitos hermosos, sumergirse en ese mar espectacular, tendrán acceso a vistas panorámicas increíbles y vivir unos días rodeados del glamour y el lujo que tanto atraen a visitantes de todo el globo… vamos a hacer un pequeño recorrido por los lugares que les pueden interesar y ustedes deciden, ¿de acuerdo?

Encontrarán diversas formas de llegar a esta región, siendo los principales aeropuertos los de Marsella y Niza, y lo ideal es rentar un carro para moverse con toda comodidad y en sus tiempos. En cuanto a hospedaje, si les gusta el bullicio de la gente, las mejores opciones son Niza, Cannes, Mónaco y Montecarlo si su presupuesto lo permite, pero si les gusta el encanto de lo antiguo, escojan entre Antibes, Mandelieu-la-Napoule, Saint Tropez, Agay o Villefranche-sur-Mer, donde tendrán también acceso a playas.

A continuación enlisto los lugares que no pueden dejar de visitar:

Êze:
Ya que se encuentran en esta zona, no dejen de conocerlo, ya que es una maravilla medieval encaramada en una montaña y ofrece unas vistas inigualables, y el pueblo te transporta en el tiempo, siendo un lugar completamente peatonal, por lo que pueden dedicarle un día completo y conocerlo a fondo.

Grasse:
Capital mundial del perfume. Se encuentra a un paso de Cannes, ahí encontrarán antiguas fábricas donde elaboran perfumes artesanales, ideales para un souvenir y podrán visitar el Museo Internacional del Perfume. Vale la pena perderse en las calles de la Vieille Ville (Ciudad Vieja) y sentirse dentro de la película “El Perfume”.

Antibes:
Rodeada por gruesas murallas y vigilada por sus torres sarracenas, es una de las más bellas ciudades medievales de la Costa Azul, no dejen de visitar el Museo de Picasso, su Mercado Provenzal y la algarabía de la Place Nationale.

Niza:
La ciudad más europea y completa de la Costa Azul, pues tiene de todo, su casco viejo, un hermoso paseo marítimo, su emblemático hotel Le Negresco, Le Promenade des anglais, que recorre kilómetros de playas, las cuales son de piedras, no de arena como estamos acostumbrados en nuestro país. Para salir a cenar, Cours Saleya o La Place Charles Felix, paralelos al paseo, llenos de restaurantes y terrazas para disfrutar en verano. Hay que dedicarle tiempo a esta acogedora ciudad, para recorrer sus rincones y una tarde.

Saint-Paul-De-Vence:
Encaramado en lo alto de una montaña, en pleno corazón de la Provenza, es todo inspiración, con su encanto medieval y sus vistas panorámicas espectaculares, donde grandes maestros de la pintura como Renoir, Picasso, Modigliani, Matisse y Miró se sintieron atraídos por la luz de este rincón escondido del Mediterráneo.

Mónaco:
El segundo país más pequeño del mundo, tras el Vaticano, y famoso por la Familia Grimaldi, el Casino de Montecarlo, y por reunir al mayor número de millonarios por m2, es otro de los imperdibles de la Costa Azul. Hay que conocer la ciudad vieja con el Palacio Real, la Catedral y sus vistas panorámicas, desde la muralla de Montecarlo. ¡Son fabulosas! En la rotonda que está en las afueras del Casino de Montecarlo y el bellísimo Hotel de París, podrán sentirse dentro de la filmación de una película donde los lujosos automóviles como Lamborghinis, Ferraris, Bentleys, Rolls Royce, así como sus millonarios propietarios serían los personajes principales.

Sanit Tropez:
Al hablar de este lugar, diré que es una joya y que no ha perdido sus encantos con el paso de los años. Incontables celebridades han pasado por sus calles, o atracado sus yates frente al Sènequier… es un bello patrimonio histórico con sus callejuelas y su ciudadela que ofrece unas vistas de gran belleza del golfo, su mercado provenzal y un museo de pintura increíble, además de terrazas y bares muy acogedores que invitan a pasar veladas inolvidables con tu pareja o rodeados de amigos.

Cannes:
Es la capital mundial del cine desde 1946. Es la ciudad de las estrellas, del lujo, del glamour, de elegantes villas con vistas al mar Mediterráneo, de islas y yates; el destino paradisiaco de ricos y pudientes. Lugar de veranos eternos, pues tiene 300 días de buen clima al año y ver la gente pasar es la actividad que más atrae visitantes a Cannes.Entre los lugares que no debes dejar de visitar está el Museo de la Castre, la Capilla Sainte-Anne, la Malmaison ubicado en la Croisette y si pueden, incluyan las islas de Lèrins, Sainte Marguerite y Saint Honoràt, situadas frente a la bahía.La mejor época para visitar esta región es de fines de Mayo a mediados de Julio, o de fines de Agosto a fines de Septiembre, que es cuando baja un poco la afluencia de los turistas, y se puede disfrutar un poco más.

Tips:
Existe una tarjeta fabulosa para que aprovechen su estancia en Niza, el French Riviera Pass, que es la city card creada por la oficina de Turismo y con la que podrán descubrir lugares turísticos y principales actividades que esta ciudad ofrece a sus visitantes, tales como museos, mini cruceros, visitas guiadas y más. La pueden adquirir online en la página www.frenchrivierapass.com

FESTIVALES IMPORTANTES:

  • ¥ Festival Internacional de Cine de Cannes.
  • Fiesta de la Mimosa.
  • Fiesta del limón en Menton.
  • Carnaval de Niza.
  • Nice Jazz Festival.

Así que si les atrae la idea de vivir una Luna de Miel diferente y llena de glamour, consideren esta región como la mejor opción para vivir unos días idílicos, donde quizá podrán encontrar a su paso a algún famoso, o se sentirán dentro de una de esas filmaciones donde el tema principal es la vida de algún aristócrata o de alguien de la realeza, y se verán rodeados de todo el encanto y la magia de estas bellas ciudades y pueblos que ofrecen al visitante una experiencia única. No se lo piensen mucho y empiecen a trazar su ruta, verán que no se arrepienten de esta espectacular elección…Bienvenue Côte d´Azur!!!